Control de Lunares – Dermatoscopía

La Dermatoscopía es una técnica que se realiza en el consultorio con un aparato denominado DERMATOSCOPIO. El mismo permite observar en forma detallada las lesiones de la piel, especialmente aquellas que presentan coloración como por ejemplo los lunares, lentigos y melanomas.

A través de un Registro Fotográfico Digital, se ofrece un análisis minucioso y detallado de las lesiones que se presentan en la piel, además del seguimiento personalizado a través de un archivo individual de cada paciente.

Este procedimiento puede realizarse también en forma pre-operatoria, es decir, antes de una cirugía dermatológica para permitir determinar si el paciente necesita o no algún tipo de cirugía específica.

El examen de Lunares en forma anual facilita la detección precoz de tumores de piel.
Permite observar la piel de una forma no invasiva, a través de un Dermatoscopio (un lente asociado a una luz especial), y aportar información adicional sobre las características de las lesiones.
La incidencia del cáncer de piel, tipo Melanoma y no Melanoma, crece en forma alarmante. Comparado con todos los otros tumores, la incidencia específica del Melanoma sufrió el mayor incremento en las últimas décadas, en especial en las personas con tonalidad de piel clara.

La detección temprana del Melanoma es muy importante ya que si la lesión es delgada la cirugía suele ser curativa. El desarrollo de nuevas técnicas de imágenes como la dermatoscopía permite un avance en la detección precoz del cáncer de piel.


Consulta
Tips Dermatológicos
Completa el tu Nombre y Mail para recibir mis Tips:
Respetamos tu privacidad.